Skip links

SOPAS FRÍAS: AJOBLANCO

En verano apetece menos meterse entre fogones, las recetas frescas o rápidas son la opción perfecta para no dedicar mucho tiempo a comidas elaboradas y disfrutar del tiempo libre, la familia o amigos. Pero no olvidemos que el exceso de sol, el calor y los días de nadar nos hacen quemar más energía, por lo que es importante no descuidar la alimentación y que esta sea equilibrada ¿Se puede cocinar rápido sin perder vitaminas y nutrientes? ¡Claro que sí! Lo importante es seleccionar muy bien los ingredientes. ¡Toma nota de nuestra deliciosa propuesta de hoy!

El Ajoblanco es un típico plato andaluz, como el salmorejo o el gazpacho pero con unos ingredientes distintos. Al igual que el gazpacho andaluz, el ajoblanco es my recomendable, tanto por lo sano que resulta, como por lo refrescante en época estival, un plato ligero pero lleno de sabor y vitaminas.

Sus ingredientes principales son el ajo, pan y almendra, una vez elaborado se puede servir de guarnición con ingredientes variados como el jamón, melón o la uva, pero si quieres darle más consistencia, los picatostes son el toque perfecto para darle más cuerpo.

¿Te animas a prepararlo? Si nunca lo has comido ¡te encantará! y si ya lo has probado, verás que sencillo es elaborarlo en casa.

INGREDIENTES (4 personas)

  • 200 gr. de almendras peladas FERRADURA
  • 3 dientes de ajo
  • 200 gr. de miga de pan
  • agua
  • aceite virgen extra
  • vinagre
  • sal
  • -Guarnición: melón, uvas, jamón, pimiento rojo, tomate o picatostes

ELABORACIÓN:

Pon la miga de pan en un bol grande. Vierte encima agua fría y deja remojar.

Añade las almendras al vaso batidor.

Agrega los ajos, vinagre y sal a tu gusto y tritura hasta conseguir una crema homogénea. Incorpora el aceite poco a poco y continúa triturando.

Enfría en el frigorífico.

Sugerencia de presentación:

Puedes servir en un cuenco con unos picatostes de pan por encima (los venden ya listos para consumir)

Si tiene invitados y quieres hacer un plato más sofisticado, haz unas bolitas de melón, pela unas uvas y trocea finamente el jamón. Sirve en cada bol o copa un poco de guarnición y vierte encima el ajo blanco, como entrante quedará sensacional.

¡Disfruta del verano con recetas fáciles y frescas!

 

 

 

 

Comenta y únete al debate...

Vuelve arriba de la página